Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


¿Tu hermandad morirá contigo?

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 29 Julio 2013, 23:30pm

Etiquetas: #Potopreguntas

¿Qué pasa con las hermandades cuando los maestros dejan el juego?, esa es la pregunta que muchos se hacen.

Yo además de ser maestro de hermandad tengo varios alters repartidos entre los distintos reinos, tanto en la horda como en la alianza, y la mayoría tienen hermandad. En todas esas hermandades entré gracias a la insistencia de esos addons de reclutamiento masivo, por el simple hecho de que no quería más spam, y todas esas hermandades en las que entré en su momento están ahora muertas o agonizando.

Esto no es la primera vez que lo digo, pero lo que sí digo ahora y no había mencionado antes es que quien primero desapareció de todas esas hermandades fue el maestro.

Primero desaparece el maestro, después los oficiales, luego se van los raiders, y al final sólo conectan unos cuantos personajes que todavía están subiendo. Pero el caso es que a esas alturas la hermandad ya está muerta.

Una hermandad que no tiene quien la dirija se termina por morir. No hay quien reclute nuevos miembros, ni quien ascienda a los que están en los niveles bajos, ni siquiera quien resuelva las dudas de los que no saben.

Al final esas hermandades por la dejadez de sus creadores terminan siendo como cementerios por los que de vez en cuando pasea alguien. Yo lo he vivido con mis alters.

Empiezan todas muy bien, reclutando a todo el mundo y con mucha gente, pero al cabo de algún tiempo los dirigentes se olvidan y dejan el juego. Lo malo es que también dejan la hermandad a su suerte y estas acaban como decía antes, con 2 o 3 personajes a lo sumo, que todavía tienen cierta actividad.

Pero aun así lo habitual suele ser que ni siquiera tengan permisos para usar el banco o invitar nuevos miembros. Simplemente los responsables se fueron y dejaron la hermandad abandonada sin nadie que ocupase su cargo.

Yo hace tiempo que me planteé qué podía ocurrir cuando yo no pudiese jugar, o el día que lo dejase totalmente. Podría haber elegido que la hermandad desapareciese conmigo, pero preferí dejarlo todo preparado para que en caso de necesidad otros puedan ocupar mi lugar.

Sé que no lo harán igual que yo, pero al menos estoy seguro de que tendrán la oportunidad de hacer algo que no sea lamentarse por mi falta de previsión.

En este aspecto yo lo tengo muy claro, sé que mi hermandad podrá seguir adelante incluso aunque yo no esté, pero como ya sabéis no se trata sólo de lo que opine yo con respecto a mi hermandad, sino de saber que pensáis vosotros sobre las vuestras. Por eso os haré como cada semana una pregunta, para entre todos tratar de sacar alguna conclusión.

¿Cuando tú ya no estés en el juego, tu hermandad morirá contigo?

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!