Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


Haz planes, pero aprende a esperar lo inesperado

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 10 Enero 2013, 00:30am

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore

Como cada semana empiezo poniendo a continuación un resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

 

Si algo he aprendido desde que soy Maestro de Hermandad es que hay que tener previstas cuantas más posibilidades mejor. Si quieres organizar un evento tienes que prever cuál va a ser el nº mínimo de asistentes y cuál el máximo, tener otro evento preparado por si no hay gente suficiente para el que se había programado, organizarlo todo de tal manera que si quien no puede asistir eres tú haya alguien que ocupe tu lugar etc. Rara vez algo que tenías planeado sale a la primera tal y como lo tenías en mente.

Una de las causas principales de que algo que estaba planeado no salga bien es la palabra. Hablo de la palabra dada, ¿os suena de algo el que los compañeros que prometieron asistir a la raid no estén?.

Puede que esto sea un juego pero aun así seguimos jugando con personas, por eso es una falta de respeto enorme hacer perder el tiempo a los demás dejándoles pensar que acudirás a una cita a la que no piensas presentarte.

Son situaciones inesperadas a las que hay que hacer frente de una manera u otra porque en parte en eso consiste la labor del MH. Se podría decir a los demás que ese día no hay raid pero es preferible tener una alternativa preparada de antemano.

Podemos perder media hora buscando por el canal de comercio con el declive de ánimos que eso conlleva o invitar a otro compañero más que por falta de equipo o nivel no puede raidear e ir a por los logros de banda que falten de la expansión anterior. Siempre hay que tener una alternativa preparada.

Y cuando no es posible tener una alternativa también es necesario saber actuar consecuentemente. En cualquier momento la situación de los jugadores puede cambiar y alguien que hasta ayer era un compañero activo en el que se podía confiar plenamente puede tener problemas que le impidan volver a jugar, una hermandad que marcha bien puede ser en cualquier momento testigo de una discusión que desemboque en una fuga masiva de miembros, alguien pude ser víctima de un robo de cuenta y desvalijar el banco de la hermandad…

Por eso es importante tener la mente despierta y saber reaccionar rápido. Porque los que dirigimos una hermandad deberíamos de saber siempre qué hacer en esos momento, y no podemos permitirnos el lujo de que nos coja por sorpresa algo totalmente inesperado.

 

Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacer aquí.


Como dice la canción "la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida", no cuestión de ir a escondidas como Pedro Navajas pero sí que hay que estar atentos a cualquier cosa que pueda ocurrir. Son imprevistos porque es humanamente imposible tener en cuenta todos los factores que pueden alterar nuestra forma de jugar pero eso no quiere decir que tengamos que desmoronarnos cuando ocurren.

 

A veces un imprevisto es incluso una ventaja, hay veces que tu compañero de arenas no aparece y te deja colgado, así que ese día decides ir de pickup a una raid y al final te llevas el épico que llevabas buscando desde hacía meses, otras resulta que no hay gente suficiente para hacer la rbg y puntuar, pero eso no significa que no se pueda atacar una ciudad de la facción contraria con los que quedan y pasarlo igualmente bien.

 

Nunca se sabe cuando puede ocurrir algo que te haga cambiar de planes, a lo mejor no ocurre nunca, pero si ocurre tampoco es necesario tener algo planeado, basta con reaccionar rápido, mirar con quien cuentas y a quien más puedes recurrir, al final siempre sale algo si se pone buena voluntad.


Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!