Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


¿Ha merecido la pena el esfuerzo?

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 1 Enero 2013, 00:30am

Etiquetas: #Potopreguntas

Esta es la última pregunta del año, a sido un año de lo más movidito al menos para mi, me nombraron MVP, inauguré mi propio blog, comencé a colaborar con uno de los fansites oficiales, recuperé el control de la hermandad después de una época de crisis, en fin... que entre unas cosas y otras apenas he tenido tiempo de jugar.

Ese es uno de los mayores inconvenientes que tiene el ser maestro de hermandad, da igual que no hagáis nada más, pero entre reclutar, dirigir raids, ordenar el banco, ascender expulsar y degradar miembros, llevar la web de la hermandad, ayudar a los compañeros, aclarar dudas, resolver disputas y arreglar problemas... Cuando te quieres dar cuenta has tenido tiempo para todo menos para ti.

Muchas de esas cosas las pueden hacer los oficiales pero aun así el maestro siempre tiene algo que hacer. Es como ser madre, un trabajo de 24 horas al día cuidando de que todo funcione como es debido, ¿y para qué?.

Esa es la gran pregunta, ¿para qué?, al igual que a las madres y a los padres que se pasan el día trabajando y luchando por dar a sus hijos todo lo que necesitan hay algo que tenemos en común, nadie agradece el esfuerzo diario pero siempre aparecen las quejas cuando algo no está a gusto de los demás.

En ocasiones las quejas son tantas que uno no sabe si seguir adelante o dejarlo todo por imposible, y aun así perseveramos, hacemos de tripas corazón y seguimos haciendo lo que se espera de nosotros. Lo he visto muchas veces, maestros que terminan quemados porque no aguantan el recibir sólo quejas cuando algo sale mal pero ningún agradecimiento el resto del tiempo cuando todo marcha bien.

Por eso quiero aprovechar que esta es la última pregunta del año para haceros una pregunta que abarque todo el año 2012, quiero que miréis por todo aquello que habéis pasado en vuestra hermandad, el trabajo, la diversión, las penas y las alegrías, y que me contestéis a una simple pregunta.

¿Ha merecido la pena el esfuerzo?... por si os lo preguntáis, a mi me parece que sí.

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!