Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


El wow cambió mi vida (a mejor)

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 19 Junio 2013, 23:30pm

Etiquetas: #Hace un mes en Mulgore

Como cada semana empiezo poniendo a continuación un resumen de 1 artículo que ya había sido publicado en Pastando en Mulgore.

Ya lo dije en la anterior entrada, el wow no es sólo un juego, es algo mucho más grande y como tal ha afectado a la vida de muchas personas de una manera u otra. Muchos sólo saben ver el lado malo, pero yo he querido buscar también el lado bueno, y por eso he vuelto hoy aquí.

La semana pasada os pedí que me contáseis vuestras historias. Y hoy, 7 días más tarde os traigo un par de correos que me enviaron. Espero que los disfrutéis.

A continuación tenéis ambos correos, tal y como me llegaron. Sólo he editado el final para incluir la firma y que se pueda saber quién los ha enviado.


Hola a todos

No voy a ser tan drástica como para decir que el WOW ha salvado mi vida, no. Pero si que ha hecho que sea bastante,por no decir, mucho, mejor. Comencé con esto de la mano de mis hermanos y de mis hijos, y si mi relación con ellos ya era buena fuera del juego, he de decir que a raíz de este mejoró bastante.

Y donde realmente lo cambia todo: en el mundo que nos ha tocado vivir ahora mismo no hay casi nada de color de rosa, mires donde mires solo ves maldades, corrupción e injusticias. Dentro de Azeroth, ( y a eso ayuda el hecho de jugar con mi marido e hijos) sentimos como que todo eso se relativiza un poquito al menos, y cuando estás en una maz, o gesta o consigues algo difícil, te llevas una pequeña alegría, o grande según el bicho xd,.

Azeroth ha conseguido en estos dos últimos años que son los que llevamos de juego el que el día a día sea un poquito mejor, y que todo sea un poco más soportable.

En fin, no es una gran historia, ni es “épica” pero es la que creo que tenemos la mayoría de jugadores, dentro encontramos un mundo mejor

¡¡Larga vida a Azeroth!!

Correo enviado por Redsonjia del reino de Exodar


Buenas Potopo, quería enviarte una historia que viví sin ser el protagonista, es por ello que no se al 100% como se sentia realmente el protagonista. A ver si consigo crearte la historia que se entienda:

El tema viene desde la Classic donde nos juntamos unos “conocidos” que jugábamos a ligas online del PES y decidimos empezar en “esto del WoW”. En el primer semestre lo hacíamos en servidores privados, y como es logico, amplias el circulo de amistades. Entre estas nuevas amistades conocí a un hunter que se hacia llamar Helmuth y me tenia como referente por ser mas veterano en el juego que el y usar la misma clase.

Al poco tiempo nos pasamos a los servidores oficiales donde el hunter paso a ser un Rogue y de alumno paso a ser un maestro de su clase, el tio sabia como usar su personaje y su popularidad crecio. Es un tio de p*** madre y siempre tiene un minuto para ti, nunca se le han caido los anillos por ayudarte en lo que hacia falta, siempre alegre, feliz….en fin, un tio de 10. En la vida real era (digo era, porque ahora es un machote con pelos en los h***** jajaja) un chico joven que le encantaba el deporte, formaba parte de un equipo de remo (creo que incluso iba a la selecion, pero soy viejo y me empieza a fallar la memoria, aparte de que no quiero que mates a Baldomero, Lurky y Murky XD).

Bueno a lo que iba, el tema es que a finales de WotLK nos confeso que era muy feliz porque despues de unos años luchando contra el cancer al fin lo ha podido superar!! Y nos queria agradecer a tod@s (Blizzard incluido) por hacerlo mas ameno. Nos contaba que la lucha fue dura, pero que cuando llegaba la hora de jugar al WoW era feliz, porque nadie en Azeroth le preguntaba continuamente:”Como estas”, “como llevas la enfermedad”, “necesitas esto?”, “Tu puedes hacerlo”….y asi infinidad de preguntas, tipicas, cuando estas enfermo.

Nos contaba que en el WoW se evadia de la enfermedad, se sentia “normal” y ESO (segun el) ha sido clave en su cura. Hoy en día ya no juega al WoW, con lo cual lo descarta de los adictos al juego XD. Pero no ha dejado el juego porque ya no le es util, dejo el juego por otros motivos, los clasicos: muchos han dejado el juego, te haces mayor, y en su caso se ha hecho profesional del Ejército de Tierra de España (y haciendo honor a su rogue, esta en un cuerpo de fuerzas especiales de infiltracion jajajaja)

Digamos, que en parte, le debe la vida a este juego!! Insisto que hablo desde la perspectiva de un conocido de el que vivio innumerables aventuras en Azeroth y Outland con el.

Mi nombre es Thomas, aunque en Azeroth me conoces como Asterion -el oso amoroso- y supongo que a Helmuth (como yo lo conoci) no le importa que explique esta historia, ya que pienso que el, igual que yo, piensa que esta historia puede ayudar a la gente a pensar que el WoW no solo es un juego de pago.

Correo enviado por Asterion


Como véis el espacio de la sección se ha llenado rápido con tan sólo un par de correos, así que no voy a añadir mucho más porque a estas alturas ya está casi todo dicho. Tan sólo una cosa que considero que es lo más importante de todo.

El juego por sí solo no es nada, somos los jugadores los que formamos la comunidad, los que hacemos que cada día merezca la pena volver a conectar, y los que conseguimos que a veces no queramos hacerlo para no ver a los demás.

Somos nosotros los jugadores los que marcamos la diferencia. Pongamos de nuestro lado para que haya más bueno que malo, y tal y como dijo Redsonjia LARGA VIDA A AZEROTH


Os recuerdo que esto no es más que un resumen de lo que ya fue publicado en PEM, si queréis leerlo íntegro junto con los comentarios de los lectores podéis hacerlo aquí.
 
 
Historias de este tipo hay muchas, y aunque no todas son épicas como dice Redsonjia, eso no quiere decir que no deban ser tenidas en cuenta. Al menos yo os prometo que las escucharé cuando queráis contármelas.

Comentar este post
A

Hola Potopo.


 


Un gran artículo ha sido. Me ha encantado.


Es muy agradable leer este tipo de historias y ya que estoy aquí también os contaré una de un amigo mío.


 


Este amigo lleva jugando al wow algo así como 3-4 años.


Antes de empezar a jugar, su vida era bastante triste. Tenía unos 13-14 años y no le trataban muy bien. Se reían a menudo de él sólo porque era un poco diferente. Era, es asiático y los niños,
pues ya sabéis, al primer elemento diferente que veo, me río de él.


 


Eso le ha estado atormentando básicamente desde que entró al colegio y por culpa de ello no pudo tener muchos amigos. El pobre también tenía agorafobia porque fuera también la gente le miraba mal
a veces (aunque la mayoría de las veces era fruto de su paranoia) y por ello no pudo desarrollarse solciamente muy bien.


 


Un día porque sí decidimos jugar al WoW juntos, por capricho más que nada. Al principio no entramos en ninguna hermandad y subimos nosotros solos pero cuando estuvimos al lvl 40 y pico una
persona me susurró si quería entrar en su hermandad. Esa persona era la típica que al principio mete a mucha gente sin atenerse a las consecuencias, pero esta vez tuvo mucha suerte ya que pudimos
organizarnos entre nosotros.


 


El caso es que, cuando entramos, los que ya estaba ahí nos saludaron alegremente, cosa que para mi amigo fue algo chocante ya que a él apenas nunca le saludaban alegremente gente que no conocía.


En esa hermandad él recibió y dio toda la ayuda que podía y gracias al genial ambiente que había (y sigue habiendo) ha recuperado su autoestima y ahora es un tío muy alegre y generoso con
cualquiera.


 


Es lo que tiene un juego social como el WoW. El privilegio del "anonimato" que tenemos permite que algunas personas dejen a un lado sus complejos y se sienten como en una familia.


 


¡Un saludo!
Responder
P


Son las historias que están en la otra cara de la moneda, todo el mundo se acuerda de las historias negativas, pero las que son como la de tu amigo nadie parece tenerlas en cuenta.



Archivos

¡Somos sociales!