Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El taller del gnomo

El taller del gnomo

Todo sobre las hermandades en World of Warcraft


¿Compartís todas las responsabilidades con los oficiales?

Publicado por Potopo Roscatuerca activado 3 Abril 2018, 00:30am

Etiquetas: #Potopreguntas, #hermandades, #Responsabilidad, #oficiales

Ser maestro de hermandad, al menos desde mi perspectiva, implica una cosa muy importante que la mayoría no sabe apreciar. Responsabilidad.

Casi todo el mundo piensa que ser el líder de una hermandad es algún tipo de chollo, algo que te permite tener un montón de seguidores a tu disposición y un poder absoluto entre aquellos que están en la hermandad. Sé que hay muchos que lo ven así, pero también sé que quien dirige su hermandad de esa manera no suele mantenerla durante mucho tiempo, al menos no con gente que quiera jugar a su lado.

Por el contrario quienes llevan sus hermandades pensando que no ocupan un cargo privilegiado, sino uno de responsabilidad, tienden a conservarla durante más tiempo y en mejores condiciones.

¿A qué me refiero cuando hablo de resposabilidad? Pues a prácticamente todo lo que tiene que ver con la gestión de la hermandad. Una hermandad por muy bien que funcione no se maneja sola, incluso aunque haya un consenso entre sus miembros para que cada uno acepte realizar las pequeñas tareas diarias, las que mantienen la hermandad en marcha, siempre habrá tareas que requieran de alguien que tome el control y las decisiones que sean necesarias, al igual que con las consecuencias subsiguientes.

Tener un buen equipo detrás, o mejor aún, un buen equipo a tu lado, ayuda una barbaridad. Pero no todo el peso de la hermandad puede ser compartido, incluso los oficiales han de tener alguna tarea que no les corresponda, porque de tenerlas haría el cargo demasiado difícil de llevar.

Para algunos esa tarea es la de decidir quién entra en la raid y quien no, para otros el invitar a la hermandad a nuevos miembros cuando los últimos que entraron resultaron no ser buenos compañeros, para la mayoría es una carga pesada el tener que arrestar a alguien, sobre todo si es un compañero con el que se tiene confianza, y para casi todos es un dilema tener que expulsar a alguien... O por lo menos a alguien con quien has estado jugando durante mucho tiempo.

No son platos de buen gusto. Nadie se los quiere tragar, pero alguien ha de hacerlo.

Obligar a un compañero, por muy oficial que sea, a expulsar a otro y hacer que reciba luego las quejas de quienes no están de acuerdo con esa medida, es un castigo demasiado grande, tanto que más de uno prefiere no hacerlo, o si lo hace, al poco tiempo decide dejar el cargo porque no es capaz de aguantar la presión.

Nadie quiere ser el malo de la película, pero a alguien le tiene que tocar y si hace falta que los demás elijan un objetivo para sus críticas, prefiero que se me elija a mi y al menos tener centrado en una sóla persona todo el odio que pueda generar una decisión controvertida.

Yo lo aprendí a la fuerza, que no todo el mundo es capaz de tomar según que decisiones y afrontar luego la responsabilidad de llevarlas a cabo, pero también quiero conocer vuestras opiniones al respecto y saber si tenéis algo parecido (o no) que contar, por eso os haré la pregunta de rigor.

¿Compartís todas las responsabilidades de la hermandad con vuestros oficiales?

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!